Ventajas de la terapia Clínica Racional:

La efectividad de esta terapia radica en el hecho de que el paciente recibe y  aprende a utilizar las herramientas que le ayudarán para el resto de la vida a superar el tipo de problemas que le trajo a recibir el tratamiento. En otras palabras, la dependencia con el terapista  termina al momento de finalizar las sesiones que se han programado.

Con la capacidad y habilidad de usar las técnicas adquiridas, usted no necesitará más volver al consultorio ya que será capaz por sí mismo (a) de aplicarlos en el lugar y momento indicados para su propio beneficio. De esta forma aseveramos que una vez usted aprendió a volar… no necesitará que alguien más continúe enseñándole.

Todo está en la mente…

Imagine usted una persona que sin saber manejar, recibe un vehículo nuevo y es obligado a conducirlo por las calles. Luego de unos cuantos días de usarlo ¿cómo cree que estará la condición de dicho vehículo…?  Pues claro, estará chocado y rayado por todas partes, ¿no es cierto?

Algo así nos ha pasado en la vida. Hemos sido equipados de una maravillosa y poderosa mente pero, como en la ilustración, no se nos ha enseñado a utilizarla correctamente. Los rayones y abolladuras del vehículo, ejemplifican el daño que nos hemos causado a nosotros mismos, a nuestros seres queridos y a todo aquel que se nos atraviese por el camino. No es nuestra culpa, en sentido figurado; simplemente es falta de instrucción y conocimiento.

A través de mi terapia podemos aprender a utilizar correctamente nuestra facultad pensante y poder identificar sus particularidades y atributos. Seremos capaces de visualizar, perseguir y alcanzar metas objetivas que nos conduzcan al éxito en cualquier área de nuestra vida.

De esta forma, somos aptos de triunfar en los estudios, las relaciones interpersonales, el trabajo y la salud.

La mayor y mejor inversión de nuestra existencia es la adquisición de conocimiento. Conocer nuestra mente es el privilegio más grande que podemos obtener.

Procedimientos e información general

La primera consulta es de análisis y evaluación sin costo alguno para el paciente.

Luego, el pago de nuestros honorarios es por adelantado

Por lo general se utilizan un mínimo de cuatro a un máximo de siete sesiones para el desarrollo de una terapia completa.

Cada sesión tiene una duración mínima de 45 minutos a una hora máxima.

Cada sesión tiene un valor de $ US 75.00* que serán cancelados antes de inciar cada sesión.

Como métodos de pago para su comodidad se aceptan tarjetas de crédito, money orders, dinero en efectivo, transferencias bancarias (en EUA), y el sistema electrónico de PayPal.

 

Lamentablemente no aceptamos cheques personales.

 

* El valor de cada sesión  ($ US 75.00) permanece sin alteración desde 1,992. La razón es que al no invertir en publicidad convencional, nuestra mejor referencia proviene de pacientes satisfechos que comparten su testimonio con amigos, familiares y vecinos, en torno a la efectividad de la terapia. Nuestra única publicidad es aquella que se hace de boca en boca, que es el extraordinario método tradicional por excelencia.

Servicios de terapia y consejería cristiana

Close Menu